sábado, 8 de julio de 2017

PINCELADA SOBRE EL ESTRÉS Y UNA PRÁCTICA DE RELAJACIÓN


El Dr. Hans Selye, en 1936 acuño un nuevo concepto :"Stress o Estrés". "La tensión en la vida moderna".
La palabra Estrés deriva del latín Estringere que significa provocar tensión.

Dice el Dr Hans Selye en referencia al estrés : El problema no es abolir el estrés sino dominarlo; no sera evitando tensiones como conseguirán los hombres vivir distendidos.


Es por medio del Sindrome General de Adaptación que nuestros órganos internos, especialmente las glándulas endocrinas y el sistema nervioso, nos ayudan a ajustar nuestro organismos a los cambios constantes que ocurren dentro y alrededor nuestro. La vida es en gran medida un proceso de adaptación al cambio o los acontecimientos de nuestra existencia. El secreto de la salud y la felicidad consiste en la adaptación exitosa a las condiciones siempre cambiantes sobre la tierra.



Estrés es una respuesta no específica del organismo ante cualquier demanda que se le imponga. La facultad de adaptación es probablemente la más importante de la vida.

Nuestra vitalidad, nuestro bienestar, puede verse o sentirse aumentado o disminuido, por motivos tan variados como los que seamos capaces de pensar o por no querer ver sino una sola forma de actuar en nuestra cotidianidad.

Es decir, si nos cerramos o empeñamos a pensar que las cosas solo son de ésa manera que nosotros pensamos... nos encontraremos, si es el caso, por ejemplo :
 vamos conduciendo nuestro coche tranquilamente por la autopista y confiados en que solo hay una dirección en todos los carriles, ya que así debe ser,. Pero dentro de esa seguridad le hemos de añadir, que no es total, y es necesario que la prudencia nos acompañe. Si yo voy tranquilo por la autopista conduciendo,  y a la vez estoy atento en todas direcciones, y sé que alguién (o algo o cualquier imprevisto), puede acontecer, es decir voy alerta y tranquilo, yo voy seguro y prudente, lo cual me reporta confianza en mí. Ahora bien, no es lo mismo, que cogamos el coche y nos pongamos a circular por la autopista, con el coche lleno a rebosar de pasajeros como : "llego tarde" , "tendría que haber cambiado el aceite hace días" , "estos zapatos me aprietan" "esta noche voy al cine", "tengo ganas de que llegue el fin de semana" , "El tránsito es cada vez peor", "no llego con lo que gano a fin de mes" , "los recibos por pagar se me amontonan", etc. etc. etc. Y curiosamente como por casualidad, como dicen algunos,: el coche de delante frenó bruscamente... y nosotros que íbamos tan bien acompañados con nuestro incesante parloteo y saltando de una cuestión a otra... pues nos encontramos que chocamos sobre el coche de delante... porque claro, no nos ha dado tiempo de frenar.
EL Estrés es algo parecido a no poder frenar.
Nosotros vamos circulando por la vida y lo hacemos con una estructura muy compleja, la cual sabe funcionar sola y funciona muy bien, pero nosotros la vamos sobrecargando, y con el tiempo, ésa estructura fantástica, empieza a parecernos algo extraño y vamos al médico y le decimos, por ejemplo, me duele la espalda y antes nunca me había dolido,. Vamos al médico como si llevásemos el coche al taller, y le pedimos al mecánico que arregle la chapa igual que la tenía antes. Muchos objetarán "ya sabemos que no somos un coche”. Bien, pues dejemos de comportarnos como si lo fuéramos, y si no lo hacemos hemos de pensar que a los coches, si se les exige demasiado "se queman", y si no se usan "se quedan sin batería”.
Nuestro cuerpo posee la inteligencia homeostática " (Conjunto de fenómenos de autorregulación, que conducen al mantenimiento de la constancia en la composición y propiedades del medio interno de un organismo) estado que puede variar, pero que es relativamente constante".
El estrés sería pues conducir un 600 y llevar en la mente que es un porche o conducir un porche como si llevásemos un 600. Y si llegado el caso dejamos de ser coches (máquinas), con qué nos encontramos............
"Quién soy yo"y eso es fantástico, ya que nuestra existencia variara con la sola pregunta sincera de ¿Quién soy yo?. Pregunta que tampoco nos es desconocida, ya que hubo un tiempo atrás... quizás aún demasiado niños, que ya nos la hicimos, ¿Quién soy yo?.... pues yo soy un ser maravilloso y como tal tengo derecho a sentirme bien. (también tengo la responsabilidad de no dejar que la máquina campe a sus anchas) Pero ahora tengo estrés, estoy estresado, cansado, sin ganas, no puedo concentrarme en casi nada, por mi cabeza no paran de pasar pensamientos, me duele la cabeza, tengo palpitaciones y cuando no las tengo estoy esperando a ver cuándo aparecerán, no puedo dormir, o me despierto varias veces por la noche, me siento como una gran duda caminando, me mareo con poca cosa, creo que me voy a morir.... y un largo etc. etc. etc. Sea por lo que sea, ha llegado un momento en que no nos sentimos bien, y puede que no sepamos el motivo, incluso podemos no tener motivo al menos aparente. Pero no estamos satisfechos..... Bien, una cosa que podemos ver es que siendo como somos o actuando como actuamos o pensando como pensamos, nos ha llevado hasta donde ahora nos encontramos, al estado en que nos encontramos.... Y bien, podemos intentar, empezar a sentirnos, empezar a conocernos, y una de las mejores formas es, parar unos momentos y vivenciarnos a nosotros mismos,poniendo en ello nuestro mayor cariño y respeto... y poco a poco nuestras vivencias y su repetición nos irán transformando en personas más conscientes, más serenas, más fuertes física y mentalmente, con la cual cosa incluso nuestro sistema neuroinmunológico quedara reforzado.

En general, el estrés surge cuando nos sentimos incapaces de responder y adaptarnos a una determinada situación. Percibimos dicha situación como excesiva, incontrolada e incontrolable. Cada persona puede reaccionar de forma diferente al estrés. Sin embargo, podemos identificar una serie de síntomas comunes: aumento de los niveles de tensión, depresión, irritabilidad, dificultad de concentración, enfermedades psicosomáticas (cefaleas, hipertensión, accidentes cardiovasculares....) El estrés es una alteración progresiva, causada por las presiones y exigencias de la vida moderna, de la sociedad y también de uno mismo.

Una forma agradable y saludable de reponernos al estrés es aprender a relajarnos, aprender a sentirnos, darnos un tiempo para adentrarnos en nosotros y poco a poco entender que nos hemos de tratar en todo momento de la forma que trataríamos nuestro mejor amigo, en definitiva eso somos.... nuestro mejor amigo y fiel compañero para toda la vida.


Otra forma de comentar sobre lo mismo es:
 
Nuestra cotidianidad… tan distinta para cada uno de nosotros… y la misma para toda la humanidad.

Vean este mar de fondo, hermoso, tranquilo, sereno convidándonos a lo mismo. 


Nosotros sabemos que en su interior alberga infinidad de formas distintas de vida, pero en este momento que estamos observándolo, vemos que todo está en calma. Palabra muy reconfortante  C A L M A solo pronunciándola nos podemos sentir transportados fuera de lo que nos está presionando, y nos vamos situando en su dulce sonido vibratorio :  C A L M A cual un suave abrazo, que nos lleva fuera del extremo y nos ancla en un lugar más calmado donde todo es lo que era, pero ahora nosotros lo vemos como es. Entendemos que la integración es armoniosa.
Lo mismo sucede con nosotros. Necesitamos saborear la tranquilidad, la calma, la serenidad, tanto física como mentalmente, en nuestra vida.
Si en este mar, sus habitantes internos, un día decidieran competir entre ellos para, por ejemplo, a ver quién salta más alto. Seguramente nos encontraríamos contemplando un cuadro escalofriante. Cuadro que podemos comparar con nosotros mismos, es decir, cuando nos dejamos llevar por pensamientos que nos confunden, o rememoramos sucesos desagradables, o por creencias a veces impuestas, pero que hemos aceptado, o por sentimientos, o por impulsos, o nos sumergimos en pensamientos sin sentido, en parloteos incesantes, o nos anticipamos a sucesos negativos, etc. etc  etc.
Si pudiéramos ver lo que sucede en nuestro interior, cuando por ejemplo sufrimos de un ataque de ira, de odio, sentimientos éstos muy poderosos. Nuestras estructuras biológicas están  trabajando contra esa fuerza de sentimiento que les ha invadido, y muchas veces el resultado es una subida de la presión sanguínea., un dolor de cabeza., una contractura cervical, etc. etc.
Somos seres que nos afectan nuestros pensamientos, sentimientos, y nuestro sistema hormonal reacciona frente a ellas con diferentes componentes químicos, que pueden llegar a ser tóxicos si los mantenemos excitados en el transcurso del tiempo, y es por ello la necesidad de aprender a conocernos para comprendernos y llegar a tratarnos mejor que trataríamos a nuestro mejor amigo.
Con mucho cariño, Nuria






Una acción que podemos realizar para nosotros mismos, es aprender a relajarnos.Para ello nada mejor que buscar un centro especializado, pues es muy interesante, importante el intercambio de expresiones. Pero mientras tanto si queréis os dejo una breve pincelada, para hacer una relajación. 
Ya sabéis: un lugar en el que no os molesten mientras la realizáis, y sin prejuicios ni críticas nos disponemos para pasar unos momentos agradables con nosotros mismos  y tratarnos con mucho respeto y cariño. Al finalizar es aconsejable que escribáis lo que habéis ido sintiendo; os servirá pasado un tiempo para observar los cambios.

Incluyo una breve relajación de base. Es una relajación (sentados en una silla)  en la cual iremos pasando por diferentes partes del cuerpo en dirección de arriba abajo,. Primero tomaremos consciencia de nuestra cabeza y cara. Segundo de la zona de nuestro cuello y nuca. Tercero el tórax y espalda. Cuarto el abdomen. Quinto bajo abdomen piernas y pies. Para terminar activando tres cualidades de nuestra personalidad: La confianza o seguridad en nosotros mismos. La armonía entre la mente y cuerpo y La capacidad de ilusión. Y finalizamos moviendo manos y pies, respirando profundamente varias veces y estirando suavemente todo el cuerpo.
Con mucho respeto Nuria.

CURSO EN PANTALLA   del Primer grado de la relajacion dinámica de Caycedo,por si os puede interesar



Estrés y Relajación

NUESTRO CAMINO ESPIRITUAL

El concepto de nuestra resurrección en seres que pertenecen al reino de la eternidad se remonta a la antigüedad de la raza humana. Desde ...