DÍA 14 Ámate a ti mismo: revisión de la segunda semana


Hoy en tu trabajo del espejo revisarás tus progresos
y aprenderás a concederte más tiempo y a tener
más ánimos para realizar tu viaje.

¡Qué orgullosa me siento de ti, querido lector! Has llegado al final de la segunda semana y sigues delante de tu amigo, el espejo, practicando y aprendiendo cada día las múltiples formas que tienes de reflejar el amor en tu vida. Te mereces tener amor, alegría y todo lo bueno que puede ofrecerte la vida.
Quizá todavía te sientas un poco ridículo o incómodo haciendo el trabajo del espejo. No pasa nada. Te animo a que tengas paciencia contigo mismo al hacer tus ejercicios diarios. El cambio puede ser difícil o fácil. Recuerda que es un viaje de autoestima, de aceptación y de reconocimiento de todo el esfuerzo que estás haciendo.
Has logrado mucho. Has visto cómo tu espejo te ayuda a ser mucho más consciente de lo que dices y lo que haces. Estás aprendiendo a deshacerte de todo lo que no necesitas. Eres más consciente de tu monólogo interior, escuchas cuidadosamente tus palabras y estás aprendiendo a darles la vuelta y a convertirlas en afirmaciones positivas. También estás intentando transformar a tu crítico interior en un admirador que te elogiará y premiará tus esfuerzos y compromiso de cambio con sus cumplidos. ¡Bien por ti!
Tu niño interior ha sido el tema de dos de las lecciones de la semana pasada y las has abordado con valor. ¡Bien por ti, otra vez! Te has presentado a tu niño interior y estás empezando a entender lo que siente este pequeño. También has encontrado tiempo para tenerle en tus brazos y hacerle saber que está a salvo y que le quieres. Estoy muy orgullosa de que hayas dado este gran paso hacia amarte más a ti mismo.
Después de las primeras 14 lecciones estás descubriendo cómo refleja tu cuerpo tus pensamientos y creencias. Estás empezando a prestar atención a sus mensajes. Estás empezando a alimentarlo con los alimentos nutritivos que necesita: fomentando pensamientos y afirmaciones positivas. También estás notando lo bien que puedes sentirte cuando expresas tus verdaderos sentimientos y emociones, aunque sean negativos. También has de felicitarte por el duro trabajo y los ejercicios que estás haciendo para no proyectar ira en los demás. Ésta es una experiencia que puede cambiar tu vida realmente.
Al observar tus miedos y afrontarlos con el trabajo del espejo, esta semana has aprendido otra lección muy importante: tú no eres tus miedos. El miedo no es más que una limitación mental. Siempre puedes elegir entre el amor y el miedo.
También has estado practicando uno de mis principios favoritos: La forma en que empiezas el día suele reflejar cómo vives tu vida. Me alegra mucho saber que te estás esforzando para empezar el día con pensamientos positivos. Esto crea una tónica positiva para el resto de tu hermoso día.
¿Quieres comprobar cuánto has aprendido en tan sólo 14 días? Sigue dándote ánimos durante esta nueva experiencia del trabajo del espejo. Recuerda que siempre estoy a tu lado.
Afirma: Estoy aquí, mundo, abierto y receptivo a todas las cosas maravillosas que me está enseñando este curso del trabajo del espejo.
Ejercicio del trabajo del espejo para el día 14
1. Busca una foto tuya de cuando eras pequeño, de un día en que fuiste muy feliz. Quizá tienes alguna de una fiesta de cumpleaños, haciendo alguna actividad con tus amigos o visitando uno de tus lugares favoritos.

2. Pega la foto en el espejo de tu cuarto de baño.

3. Habla a ese niño o niña feliz y vital de la foto. Dile cuánto te gustaría volver a sentirte así. 
Comenta con tu niño interior cuáles son tus verdaderos sentimientos y qué es lo que te lo impide.

4. Repite estas afirmaciones en voz baja: Estoy dispuesto a liberarme de todos mis miedos. Estoy a salvo. Amo a mi niño interior. Te amo. Soy feliz. Estoy contento. Y me siento amado.

5. Repítelas diez veces.

El poder está dentro de ti:
Tu ejercicio del diario para el día 14

1. Saca tu diario y ábrelo por el primer ejercicio que hiciste el día 7.

2. Lee los sentimientos y las observaciones que escribiste cuando hiciste tu trabajo del espejo ese día.

3. Escribe en una página nueva tus sentimientos y observaciones de hoy, después de haber finalizado la segunda semana del trabajo del espejo. ¿Te están resultando más fáciles los ejercicios? ¿Te sientes más cómodo mirándote al espejo?

4. Escribe en qué áreas estás teniendo más éxito. Escribe cuáles son las que te causan más problemas.

5. Crea un nuevo ejercicio del espejo y afirmaciones que te ayuden a superar esas áreas en las que todavía estás bloqueado.

Tu pensamiento del corazón para el día 14:

Estoy dispuesto a ver sólo mi grandeza

Elige eliminar de tu mente y de tu vida todas las ideas y los pensamientos negativos y destructivos que te asusten. No escuches más ni te conviertas en parte de tus pensamientos o monólogos dañinos. Hoy nadie puede hacerte daño porque te niegas a creer que pueden herirte. Te niegas a refocilarte en emociones perjudiciales, por justificadas que te parezcan. Te elevas por encima de cualquiera que intente enfurecerte o asustarte. Los pensamientos destructivos no tienen poder sobre ti.
Sólo piensas y dices lo que deseas crear en tu vida. Estás capacitado de sobra para todo lo que has de hacer. Eres uno con el Poder que te ha creado. Estás a salvo. Todo está bien en tu mundo.

Tu meditación para el día 14: Siente tu poder




Dale la bienvenida al día de hoy con los brazos abiertos y con amor. Siente tu poder. Siente el poder de tu respiración. Siente el poder de tu voz. Siente el poder de tu amor. Siente el poder de tu perdón. Siente el poder de tu voluntad de cambio.
Eres precioso. Eres un ser divino y majestuoso. Te mereces todo lo mejor. Siente tu poder y reconcíliate con él porque estás a salvo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estrés y Relajación

PINCELADA SOBRE EL ESTRÉS Y UNA PRÁCTICA DE RELAJACIÓN

El Dr. Hans Selye, en 1936 acuño un nuevo concepto :"Stress o Estrés". " La tensión en la vida moderna " . L...